Section Menu

BrainNeurólogo-  un médico especializado en enfermedades del cerebro, médula espinal y nervios.  Él/ella puede referir un paciente a un neurocirujano.  Neurólogos no hacen cirugías.

Punción lumbar (espinal) (LP)- introduciendo una aguja entre las vértebras inferiores óseas de nuestra columna vertebral permite que un médico tome muestras del líquido, líquido cefalorraquídeo (LCR), que rodea el cerebro y la médula espinal.  Pruebas de laboratorio del líquido se utilizan para propósitos de diagnóstico tale como la presencia de bacterias en meningitis, proteínas especiales en esclerosis múltiple, o células sanguíneas.

Escaneo cerebral – introduciendo un elemento radioactivo en la sangre pueden tomar imágenes de posibles tumores en el cerebro. La dosis radioactiva es muy baja y sólo detectable con instrumentos especiales, muy sensibles que son mucho más sofisticados que los viejos contadores Geiger.

Electroencefalografía (EEG) – ¡Caramba, que palabra, pero sepárala.  Empezando al final de la palabra: una imagen (en este caso un registro escrito) de la actividad eléctrica del cerebro.  Los EEGs se utilizan para diagnosticar diferentes tipos de trastornos convulsivos tales como epilepsia, tumores cerebrales, y se utilizan en la investigación del sueño para identificar las etapas de sueño.

La tomografía computarizada (CT) – una máquina de rayos X especializada que toma múltiples imágenes de una zona del cuerpo de ángulos diferentes y tiene una computadora que integra las múltiples imágenes en “rebanadas” del cuerpo.  La resolución es mucho mejor que la de los rayos X, la reducción de las dosis de rayos X se utilizan, y hay una mejor diferenciación de los tipos de tejidos (hueso, aire, órgano sólido).

Imágenes de Resonancia Magnética (IRM) – Aunque la imagen produce las “rebanadas” a través del cuerpo visto por CT (ver arriba), los rayos X no están involucrados.  El cuerpo del paciente se coloca en un campo magnético fuerte.  Pulsos de radio afectan la resonancia o “gira” de los átomos en los tejidos.  Una computadora analiza esta información para mostrar diferencias sutiles en la estructura molecular del tejido produciendo  resolución muy alta y una mejor diferenciación de los tejidos blandos, tales como un tumor en el hígado.

 Anterior Prueba tres