Section Menu

Enfermedades Del Sistema Musculoesquelético

Artritis – Mientras que envejecemos, nuestros tejidos articulares se vuelven menos resistentes al desgaste y comienzan a degenerar manifestándose como hinchazón, dolor, y muchas veces, la pérdida de la movilidad de las articulaciones.  Los cambios ocurren en ambos tejidos de las articulaciones blandos y los huesos opuestos, una condición llamada osteoartritis.  Una forma más grave de la enfermedad se llama artritis reumatoidea.  Esta última es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo produce anticuerpos contra tejidos de las articulaciones causando inflamación crónica resultando en severo daño articular, dolor e inmovilidad.

Osteoporosis – “hueso poroso.”  La maldición de los adultos mayores, en especial, las mujeres.  La dura, como pierda calidad de los huesos depende del calcio.  Cuando un exceso de calcio se disuelve de los huesos o no se reemplaza lo suficiente, los huesos pierden densidad y se fracturan con facilidad.  El estrógeno, la hormona sexual femenina, ayuda a mantener los niveles adecuados de calcio en los huesos.  Una vez que los ovarios dejan de producir la hormona, mujeres están en alto riesgo de desarrollar osteoporosis.  Un colapso de las vértebras óseas de la columna vertebral resulta en la pérdida de estatura y postura encorvada.  Las fracturas de cadera son una ocurrencia común.

Osteomalacia – “Huesos blandos.”  Si el suficiente calcio no es depositado durante el desarrollo la niñez temprana, los huesos no endurecen como pierda, si no gomosos.  Tanto el calcio adecuado en la dieta y la vitamina D, principalmente, de la exposición del sol normal o suplementos, son necesarios para el desarrollo normal del hueso.  Antes, los suplementos de vitamina de la leche “raquitismo,” otro nombre para la osteomalacia en los niños, era común resultando en las piernas curvadas clásicas del niño afectado.

Síndrome del túnel carpiano – Las personas cuyo trabajo consiste en flexión repetida de la muñeca (mecanografiar, pintando casas) pueden desarrollar hormigueo y/o dolor en el pulgar, el índice y los dedos del medio junto con la debilidad de los movimientos de los dedos pulgar, en especial, agarrando un objeto.  El nervio principal para movimientos finamente controlados del pulgar pasa a través de un canal óseo/ligamentoso en la parte inferior de la muñeca.  Movimientos repetitivos de flexión pueden inflamar y engrosar el ligamento sobre el “túnel” a través de los huesos carpianos (muñeca) atrapando y comprimiendo el nervio. 

Tendinitis-  Tensión repetida en un tendón, la unión de un músculo al hueso, puede inflamar el tendón resultando in dolor y dificultad con el movimiento involucrando el músculo.  Los tendones tienen un pobre suministro de sangre; por lo tanto, típicamente se tardan mucho tiempo para curar con la orden de seis semanas o más. 

Desgarro del manguito rotatorio – Los músculos rodeando la articulación del hombro están involucrados en la rotación de los hombros con el brazo y la mano hacia adelante y hacia atrás, entre otros movimientos.  Los tendones de estos músculos también contribuyen a la fuerza estructural de la articulación del hombro.  Movimientos fuertes y rápidos, como en el tenis y el béisbol pueden desgarrar uno de estos tendones que resulta en dolor y reducción de la movilidad del hombro.  Se puede necesitar cirugía para reparar un tendón desgarrado.

Bursitis - Una bursa es una bolsa pequeña, cerrada con una cantidad mínima de líquido lubricatorio que sirve como un amortiguador donde los huesos hacen contacto cercano y para minimizar el trauma y la fricción donde los tendones cruzan los huesos y las articulaciones.  La inflamación lleva al dolor e inmovilidad en un área de la articulación.

Distrofia muscular – La distrofia muscular es un grupo de enfermedades hereditarias en las que los músculos que controlan el movimiento progresivamente se debilitan.  El prefijo dis-, significa anormal.  La raíz,-trofia, se refiere a mantener la nutrición normal, estructura y función.  La forma más común en niños se denomina distrofia muscular de Duchenne y solamente afecta a los hombres.  Usualmente aparece entre las edades de 2 a 6 y los afligidos viven típicamente hasta los últimos años de la adolescencia a los primeros años de los 20s.

Miastenia grave – “Debilidad muscular, profunda”.  Esta es una enfermedad autoinmune que implica la producción de anticuerpos que interfieren con los nervios que estimulan las contracciones musculares.  Músculos de la cara y del cuello son los más, obviamente afectados, que se manifiesta como párpados caídos, visión doble, dificultad para tragar y fatiga general.  No hay parálisis actual de los músculos afectados, pero una fatiga rápida de la función.

Lupus eritematoso – Una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo produce anticuerpos contra una variedad de órganos, especialmente tejidos conectivos de la piel y las articulaciones.  El lupus leve puede implicar un distintivo sarpullido en forma de mariposa sobre la nariz y las mejillas. Lupus leve también puede incluir mialgia y artralgia (¿recuerdas estas palabras?)  Lupus severo o sistémico (LES) implica la inflamación de múltiple sistemas de órganos como el corazón, los pulmones o los riñones.  Por cierto, lupus significa “lobo” en latín.  Tal vez una referencia a la erupción facial que le puede dar a un paciente un aspecto parecido al lobo.

 Anterior Siguiente